Educación, economía y empleo por Olmedo España

Carlos Fuente afirma en Conferencias políticas: educación, sociedad y

democracia, que “en toda economía la educación le dará al individuo las armas

para aumentar la capacidad productiva de la comunidad” (pág.33). Precisamente

porque habrá que comprender que los modelos educativos se han derrumbado y

tal parece que las fuerzas motrices que arrastraban el mundo se han esfumado

ante la diversidad de crisis que enfrentamos hoy día. Por esto es importante

considerar como principio básico, la educación para el empleo, convertido este en

un planteamiento transversal de la educación para la vida activa. Se trata que el

estudiante no se limite solamente a almacenar conocimientos, a ampliar sus

horizontes de formación, sino a desarrollar competencias y destrezas para la vida

diaria, para la vida del empleo en las condiciones del presente y el futuro. Exige al

estudiante y a la sociedad su implicación responsable en la búsqueda de

soluciones. Hoy día, se señala en el libro El espacio cultural latinoamericano, “hay

una enorme cantidad de saberes, de modos de saber, que están adquiriendo un

valor incluso mayor que los saberes curriculares, en función de los nuevos mapas

laborales, que no están pasando por la escuela o, por lo menos, no dependen de

ella. Algunas escuelas los están empezando a incluir, pero la mayoría no. Hay una

escuela fuera de la escuela y esto es cada vez más visible, más denso” (pág.115).

Esto explica la preocupación que existe por la educación, valorada como una de

las salidas a la crisis, pero integralmente unida a un proyecto nacional donde se

compagine con elementos como la economía, la salud, la innovación tecnológica,

emprendedurismo y seguridad ciudadana. O mejor dicho por Carlos Fuentes: “la

educación se ha convertido en la base de la productividad. Entramos al siglo XXl

con una evidencia: el crecimiento económico depende de la calidad de la

información y ésta de la calidad de la educación” (pág.33). En pocas palabras,

advierte Fuentes que “el desafío de la educación, hoy, es educar a los

trabajadores agrícolas, industriales o tecnológicos porque sólo la educación puede

asegurar que en cada una de esas ocupaciones la calidad del producto sea la

mejor posible: mejor agricultura, mejor industria, mejor tecnología” (pág. 33).

head-1556569_1920.jpg