Dejémonos de joder con la corrupción por Marcelo Colussi

¡Hay cosas verdaderamente importantes: la lucha contra la explotación!


Desde hace algún tiempo por todo el mundo se ha entronizado un supuesto combate frontal a la corrupción. Pareciera, según se nos quiere hacer creer, que la causa de nuestros males (miseria, pobreza, exclusión, hambre, penurias de la vida diaria, violencia y cuanta lacra se nos ocurra) tiene que ver con el comportamiento corrupto de los funcionarios públicos. La idea llegó con fuerza, y se ha logrado establecerla como una verdad indiscutible.


¡¡CUIDADO, QUE LOS ÁRBOLES NO NOS IMPIDAN VER EL BOSQUE!!


La corrupción es humana, es parte del proceso de humanización. Somos seres humanos que nos movemos NO por instinto sino por procesos simbólicos (¿por qué la propiedad privada, por qué no te acostás con tu hermano o hermana, por qué las mujeres se pintan las uñas y los varones no?) El ingreso al mundo de la ley nos hace humanos, y SIEMPRE queda un espacio para la transgresión. ¿O acaso quien está leyendo esto nunca transgredió? ¿Nunca copió en un examen, nunca pagó una “mordida” para algo, nunca se coló en una fila, nunca atravesó un semáforo en rojo, nunca fue a un motel con una pareja no oficial?


Los políticos corruptos no vienen de otro planeta: son gente igual que quien está leyendo esto. Si a los 18 años se “compra” una licencia de conducir, por ejemplo, ¿por qué a los 45, cuando se es funcionario público se va a ser distinto?


SEAMOS SERIOS: LA CORRUPCIÓN ESTÁ EN LO HUMANO, ¡¡TAMBIÉN EN LOS PAÍSES SOCIALISTAS!! No es un patrimonio de los “subdesarrollados” del Sur. ¿Por qué Donald Trump insiste tanto con la construcción del muro en la frontera con México? ¡Porque está ligado a las empresas constructoras!


LA CORRUPCIÓN ES HUMANA, ES LA TRANSGRESIÓN. QUIZÁ ABSOLUTAMENTE IMPOSIBLE DE ELIMINAR. LA LUCHA DEBE SER CONTRA LA EXPLOTACIÓN.


¿Por qué los que trabajan toda su vida como asalariados no pueden salir de pobres? ¡¡Ahí está el verdadero asunto!!, y dejémonos de joder con la corrupción.

upload.jpg