Pacto por la educación - Juan Alberto Castañeda Juárez

En foros educativos, en los medios de comunicación y en espacios académicos se aborda como tema para la reflexión y el debate lo relacionado a un “Pacto por la educación” que en nuestro país vendría a ser una excelente estrategia para mejorar las condiciones reales de la educación nacional y por consiguiente una oportunidad para lograr un mejoramiento cualitativo del desarrollo humano, económico y social.

Como guatemalteco siento vergüenza al informarme de los indicadores relacionados al sistema educativo nacional, por ejemplo: saber que el 85% de las escuelas no cuentan con drenajes, que el 25% de las escuelas no cuenta con energía eléctrica, que solo el 8% de las escuelas cuenta con tecnología de la información y la comunicación y que el 80% de las escuelas se encuentran en terrenos que no pertenecen al Ministerio de Educación, esto solo para darse una idea de la precariedad en cuanto a la infraestructura escolar ya que si se tocaran todos los aspectos serian hojas y hojas las que se llenarían con indicadores que demuestran las grandes falencias en materia educativa.

El domingo recién pasado dos canales de la televisión  por cable transmitieron una entrevista al Doctor Olmedo España con el tema educativo como eje central de la misma y como parte de su alocución hizo referencia a la necesidad de realizar un “Pacto por la educación” ya que la crisis que se experimenta en educación es un problema de Estado y como tal debería ser abordado por los Organismos Ejecutivo, Legislativo y por la Universidad de San Carlos.

El Organismo Legislativo explicó, por ser el encargado de elaborar leyes ordinarias y en este caso,  en particular, la creación de una ley que de vigencia a un “Pacto por la educación”. La Universidad de San Carlos porque es el gran tanque de pensamiento con que cuenta la sociedad guatemalteca y el Organismo Ejecutivo porque sería el responsable de llevar a cabo esta noble tarea, teniendo como ente rector al Ministerio de Educación.

Reflexionando sobre este pensamiento del Doctor Olmedo España me surge la idea de ampliar lo propuesto y sugerir que participen en este gran “Pacto por la educación” los centros de investigación nacional, los maestros organizados, el sector privado organizado, las universidades privadas, las asociaciones de colegios, la Asamblea de Municipalidades, las iglesias, etc.

Es urgente una integración de todos los sectores de la sociedad para rescatar al país de convertirse en un Estado fallido. Puedo citar un caso concreto. Guatemala no cumplió con ninguno de los Objetivos del Milenio, los cuales tenían como fecha  límite el año 2015 y entre los principales compromisos a cumplir  Guatemala tenía que llegar a tener cobertura universal en el nivel primario, situación que lejos de cumplir, se agravo porque existe un proceso de disminución de la matrícula.

Por lo que se puede observar del desempeño del actual gobierno en materia educativa, tampoco se cumplirá con los Objetivos de Desarrollo para el año 2030 debido a que ya llevamos 3 años perdidos, digo esto tomando como ejemplo el descenso en la cobertura, la que actualmente se sitúa en un 78% en el nivel primario y hace apenas 8 años se encontraba en el 98%.

Los guatemaltecos debemos de asumir con mucha responsabilidad el tema educativo y realizar cualquier tipo de esfuerzo encaminado a invertir en educación debido a que la educación es la base del desarrollo. Actualmente se destina 1.9 del producto interno bruto, lo que nos hace ser el país de Centro América con menor inversión en educación y el menos competitivo.

El “Pacto por la educación” no puede esperar más, debido a la precariedad en que se encuentra el sistema educativo nacional. Debemos darle solución a la falta de escuelas, a la endeble formación inicial docente, a la aciaga  formación de docentes en servicio, a la pobre alimentación, a los insuficientes programas de apoyo, a la maltrecha organización de padres de familia, al incomprendido cambio de paradigma y a las ausentes competencias básicas para la vida en un mundo globalizado.

Como dijo Jean Piaget "El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron".  Nos corresponde entonces dar el salto cuántico para que las nuevas generaciones no cometan nuestros mismos errores. El “Pacto por la educación" es el principal desafío para los guatemaltecos.

upload.jpg
Ignacio EspañaComentario