AMLO y las elecciones en Guatemala - Juan Alberto Castañeda

Nuestro país hermano México ha venido hundiéndose en la vorágine de la violencia, la corrupción y la decadencia política como la mayoría de países de América Latina, por lo que lo sucedido en los resultados de las recientes elecciones en el país del norte nos deja lecciones que pueden tomarse en cuenta para el análisis y aplicación en nuestro país.

México se caracterizó históricamente por un marcado bipartidismo representado por el Partido Revolucionario Institucional PRI y el Partido de Acción Nacional PAN, a los que se han sumado en los últimos años del siglo XX y principios del siglo XXI partidos pequeños como el  Partido Verde, el partido disidente del PRI el Partido de la Revolución Democrática PRD, el Partido de los Trabajadores y más recientemente el Movimiento de Regeneración Nacional MORENA.

Hay que recordar que el Partido PRI  gobernó durante 70 años consecutivos y en los últimos años compartió el poder con el Partido PAN.

Tal parece, los mexicanos se hartaron de tener gobiernos sin mayor capacidad de gestión, sin empatía por los conglomerados más vulnerables y por sobre todo corruptos, se hartaron de la política tradicional. Politiqueros demagogos que se olvidaron de llevar el desarrollo a través de invertir en educación, salud, seguridad y trabajo.

Dentro de las variables a observar en la crisis socioeconómica del vecino país está el narcotráfico que ha dejado una extensa sombra de muerte. Los carteles de la droga han aumentado su cobertura en el plano territorial mexicano y han extendido sus tentáculos al triangulo norte de Centro América, llevando zozobra y destrucción a estos pueblos. Prueba de ello es la captura en territorio guatemalteco de uno de los más connotados líderes del narcotráfico como lo es Joaquín Archivaldo Guzmán Loera mejor conocido como el Chapo Guzmán, así también en la parte norte de Guatemala hay evidencias de la presencia de la temible organización llamada los Z.

Este fenómeno también representa un serio peligro para la seguridad nacional de los Estados Unidos de Norte América por lo que el gobierno del presidente Felipe Calderón se embarcó en una guerra frontal contra los carteles de la droga, guerra que le ha costado al pueblo mexicano muchas vidas. En la coyuntura actual los Estados Unidos de Norte América han endurecido sus controles en la frontera con México no solo por el problema de los migrantes sino por el trasiego de droga.

El partido PRI volvió a ganar las elecciones con el presidente Enrique Peña Nieto que a pesar de haber generado desarrollo en distintas áreas ha sido mal evaluado, tomando como base el pobre desempeño personal y problemas como el caso de Ayotzinapa que trajeron un gran desgaste a su administración.

Existe así mismo, un antecedente que debe tomarse en cuenta en este análisis y es el resultado de las elecciones donde Felipe Calderón tuvo un empate técnico con Andrés Manuel López Obrador, por lo que éste declaro un gobierno paralelo lo que genero inestabilidad política.

Andrés Manuel López Obrador se ha caracterizado por ser un hombre de convicciones, por ser un luchador y hombre de gobierno, tuvo una destacada participación en el Partido de la Revolución Democrática y tuvo una excelente gestión como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, siendo declarado el segundo lugar en el rankin de los mejores alcaldes a nivel mundial.

Andrés Manuel López Obrador gano las elecciones a la presidencia de México como nunca nadie lo había hecho. Logro el 53% de votos y como lo declararon todos los medios como nunca antes los otros contendientes lo reconocieron ganador el mismo día de las elecciones.

De Andrés Manuel López Obrador se pueden decir muchas cosas, como que es de izquierda, que es un líder autoritario o que es un hombre testarudo pero lo que si debe llamarnos a la reflexión son los datos obtenidos cuando fue jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Aquí les comparto algunos de ellos: 1. bajo la gestión de AMLO se produjo una considerable reducción en la tasa de homicidios dolosos, que, medidos por cada 100.000 habitantes, pasaron de 9,01 en el año 2001 a 7,77 en 2005; 2. Mayor crecimiento del PIB e Inversión extranjera, las inversiones que la capital recibió desde el exterior alcanzaron a más de 10.000 millones de dólares, el Producto Interno Bruto (PIB) capitalino, que se ubicaba en 65.717 millones de dólares durante el primer año de la administración de AMLO, creció hasta llegar a 88.720 millones de dólares en 2005, 3. Disminuyó la pobreza, en 2001, el 5.8% de la población capitalina estaba en situación de pobreza, para 2005, esa cifra disminuyó a 5.4%. 4. Derechos Sociales. Durante el gobierno de López Obrador, los habitantes de la capital comenzaron a ser beneficiarios de programas sociales como ayudas a adultos mayores y madres solteras, entre otros.

En este contexto los guatemaltecos debemos observar el proceso electoral mexicano, analizarlo y tomar lección del mismo. 1. En México los partidos fueron a las elecciones en alianzas. 2. Se puede decir que el proceso fue atípico debido a que las alianzas se hicieron fuera de la lógica, pues, se aliaron partidos de izquierda y derecha y el fenómeno que marco el ritmo fue el Movimiento MORENA.

Pienso que el proceso electoral guatemalteco también será atípico pues en este momento debido a las modificaciones a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, los diferentes actores políticos están actuando con prudencia, no vemos fotos de los candidatos, no están pintadas las piedras a la orilla de las carreteras, no escuchamos cancioncitas ni están regalando lapiceros o gorras con los símbolos de los partidos.

Los guatemaltecos estamos al igual que los mexicanos cansados de los políticos tradicionales, los de siempre, queremos ver un movimiento nuevo con nuevos líderes que tengan en su haber una hoja de vida de trabajo, de honradez, de proyección social, de capacidad demostrada en el manejo de la cosa pública.

Seguramente la mayoría de los 34 partidos inscritos para la gran contienda  en el 2019 también se coaligaran por razones de financiamiento, de cobertura territorial y para la obtención del voto, ni por asomo por ideología, así también, todos querrán contar en sus filas con un Andrés Manuel López Obrador que haga la diferencia.

upload.jpg
Ignacio EspañaComentario