La Banca Central en las economías nacionales - Werner González

Economías de escala factor clave en la estabilidad macroeconómica.


La estabilidad macroeconómica de país  -bajo el concepto de política monetaria, cambiaria y crediticia-  es el principal objetivo de los bancos centrales y, Guatemala, no es la excepción. Antes de entrar a pormenores, es importante hacer la reflexión que la estabilidad macroeconómica es la arteria principal para el buen desenvolvimiento de las economías nacionales de cara a los mercados locales, bilaterales y regionales. No obstante, el fortalecimiento de las monedas en términos de valor adquisitivo, se complementa con el progreso de las economías de escala en territorios nacionales. Lo cual, favorece la hoja de ruta para el Desarrollo Económico.

Ahora bien, gracias a la independencia que el Estado de Guatemala ha otorgado al Banguat,  el país goza de una relativa saludable macroeconomía. Y, más aún,  en relación a países de la región que por una u otra razón sufren desbalance en sus indicadores macroeconómicos: 1. Inflación arriba de dos dígitos, 2. Déficit fiscal en umbrales superiores a los estándares permisibles internacionalmente, tasas por arriba del umbral de crecimiento de sus propias economías.  3. Deudas públicas insostenibles por encima del sesenta por ciento de su PIB  y  4. Políticas de recaudación fiscal, inconexas en relación a la capacidad adquisitiva per cápita del consumidor de a pie. Tenemos casos de importantes países de la región con dificultades macroeconómicas: Brasil, Argentina, México, Ecuador; y algunos países europeos, con altas tasas de desempleo y deuda pública por encima del promedio de la eurozona.

Por ahora, la economía guatemalteca se mantiene con los principales indicadores macroeconómicos: inflación, déficit fiscal, y tipo de cambio en umbrales sostenibles. Sin embargo, la microeconomía a futuro ensombrece debido a la caída de precios de productos primarios de exportación y a las afectaciones ambientales, esto producirá una descompensación en la balanza comercial, afectando el PIB. Delante de estas eventualidades: 1. El Banguat puede salir al rescate de la microeconomía rediseñando su política cambiaria, crediticia y monetaria, 2. El Congreso procurando autorizar el presupuesto 2019 acorde a las necesidades sociales del país, 3. El gobierno aplicando eficientemente el presupuesto nacional. Resumen: En esta época prenavideña apoyar las importaciones. Pero, para 2019, un objetivo formidable sería potenciar la demanda agregada bajo política presupuestaria expansiva al amparo de la solidez macroeconómica.

upload.jpg
Ignacio EspañaComentario