El Dron como Avance Tecnológico - Ignacio España

La industria tecnológica que gira alrededor del aparato comúnmente conocido como Dron es uno de los mercados de crecimiento más rápido hoy en día. Los drones, oficialmente denominados “Vehículo Aéreo No Tripulado” (cuyas siglas en ingles son UAV) son la evolución de los aviones y helicópteros a control remoto que han existido ya hace varios años. Su repentina popularidad se debe a una serie de factores: principalmente es su disminución de costo, ya que se puede adquirir uno por menos de $1000; el segundo es su facilidad de uso, que parte del mejoramiento de giroscopios digitales y de las nuevas placas de circuitos que han salido al mercado; la integración del funcionamiento del dron con teléfonos celulares; y bajo costo de cámaras de acción como la conocida GoPro, las cuales se han integrado a los mismos. Todos estos mejoramientos técnicos han permitido que personas sin entrenamiento puedan comprar y pilotear un UAVs fácilmente, con la gratificación adicional de grabar videos de calidad profesional fácilmente.

Actualmente el mercado para drones es sumamente amplio, partiendo de los aficionados como un pasatiempo, y llega a campos como planificación de infraestructura, agricultura, construcción, fotografía, videografía, búsqueda y rescate e incluso estudios ecológicos. Lo que esto significa es que los UAVs deben contar con una amplia gama de posibilidades de configuración como resistencia, altitud, distancia y tiempo de vuelo, y capacidad de carga. En cierto sentido, se podría parecer al funcionamiento de los celulares, donde se tiene una plataforma base (como Android) y se crean aplicaciones que se añaden a la interfaz o sistema operativo. En el caso del Dron los elementos básicos son el control remoto, las aspas y los elementos electrónicos internos. Todo lo demás es personalizado.

Aun con todos estos usos se tiene que recordar la razón principal que un UAV, al igual que un celular o una computadora, se vuelven parte de la vida diaria: costo, universalidad y facilidad de uso. Y este es en verdad la prueba de fuego para cualquier emprendedor que busca innovar. Para que un producto o empresa tenga éxito debe de valer el dinero que se invierta en comprarlo, debe de tener posibilidades donde los límites sean casi inexistentes y, sobre todo, debe ser algo que hasta el menos conocedor de nosotros pueda usarlo. He allí la receta del éxito tecnológico y la innovación.

upload.jpg
Ignacio EspañaComentario