Energía Solar y la Batería Tesla - Ignacio España

Existe un hombre hoy en día que está revolucionando campos industriales y tecnológicos que se pensaban habían llegado a sus cielos evolutivos, y su nombre es Elon Musk. A través de los años, Musk ha desarrollado proyectos como pago por internet en su compañía PayPal, sedanes eléctricos de lujo en Tesla, paneles solares eficientes en Solar City y viajes al espacio de bajo costo con Space X. Su último anuncio está alineado con la energía solar: la venta al público de la batería llamada Powerwall.

La Powerwall es básicamente una gran batería de litio, la que usan hoy en día los celulares, bocinas de bluetooth y cámaras digitales, que se ancla a la pared. Tesla no es la primera compañía en vender este tipo de producto, sin embargo cuentan con tres ventajas – la batería cuesta la mitad de lo que cuestan sus competidores, dura muchos más años y cuenta con un estilo estético agradable. Hasta la fecha, productos similares han consistido en agrupar varias baterías de carro en aparejos metálicos poco atractivos y difíciles de instalar, por lo que se entiende la necesidad de una batería que simule más la apariencia de un electrodoméstico (o un Iphone) y no de equipo industrial dentro del hogar. Esto sin mencionar los fallos constantes de sistemas anteriores.

La idea de usar una de estas baterías viene de los diferentes costos de electricidad. Durante la noche, cuando el consumo es más intenso, la electricidad tiene un mayor costo, mientras que en horas de la madrugada es más barata. La Powerwall entonces se cargaría con electricidad barata durante la madrugada, o por medio de celdas solares durante el día. Su beneficio entonces se encuentra según la situación del consumidor, ya que este se vería beneficiado si vive en áreas donde los apagones son frecuentes o donde el precio de la electricidad durante horas pico de uso es sumamente alta (como por ejemplo Hawái, donde el costo del kwh es el triple que en Guatemala).

Este nuevo desarrollo tecnológico indica un nuevo camino en la búsqueda de la seguridad energética del individuo, su familia, su trabajo e incluso de un país. En un contexto donde todos estamos sujetos a los cambios del mercado globalizado, siempre existe un miedo de ser vulnerable a factores externos. Soluciones como la Powerwall son una forma de asegurar el futuro, sin comprometer el presente.

Ignacio EspañaComentario