La aviación civil internacional en el contexto del cambio climático - Giovanni Tobar

Datos de la Organización de Aviación Civil Internacional, OACI, revelan que anualmente la aviación civil internacional moviliza 3.5 billones de pasajeros, 50 millones de toneladas de carga, y se cuenta con alrededor de 1,400 aerolíneas comerciales en el mucho.

En este sentido la aviación civil internacional, se constituye en el presente siglo como el sector con mayor crecimiento en la rama del transporte de personas y mercancías.  Sin embargo, esta dinámica de crecimiento lo es también en un crecimiento de sus emisiones de Dióxido de Carbono, CO2, uno de los principales gases causantes del calentamiento global y por ende al fenómeno del cambio climático.

Se estima que la aviación es responsable de una contribución entre un 2% y un 3% del total antropogénico de emisiones de CO2 mundiales, lo que a simple vista puede considerarse como una contribución pequeña comparada con otras industrias, sin embargo, es importante recordar que la industria de la aviación presenta un crecimiento acelerado, por lo que dentro de las previsiones a futuro estas contribuciones habrán aumentado considerablemente.

En este sentido, desde el 2004, la OACI adoptó tres principales objetivos en materia ambiental: a). Limitar o reducir el número de personas afectadas por el ruido significativo de las aeronaves; b). Limitar o reducir el impacto de las emisiones de la aviación en la calidad del aire local; c). Limitar o reducir el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero de la aviación en el clima global.

Estos objetivos se han ido materializando a través de la industria aeronáutica, los operadores aéreos y los Estados miembros por medio de los órganos reguladores de aviación civil en cada país, lo que ha llevado al sector alcanzar altos índices de eficiencia en sus operaciones, con la introducción de mejoras tecnológicas en la flota de aeronaves, mejoras en los procedimientos operacionales, en el desarrollo y producción de combustibles alternativos.

Pese a estos grandes avances en sus niveles de eficiencia en el sector, su dinámica creciente lo es también en materia de emisiones de carbono, por lo cual se vio necesaria la aplicación de instrumentos de compensación que luego de años de discusión y negociación en las diversas asambleas generales de OACI y grupos técnicos  conformados para el efecto, llevaron a la presentación final del plan de compensación y reducción de carbono para la aviación internacional, CORSIA, por sus siglas en inglés.

Este plan tiene como objetivo compensar todo incremento anual en las emisiones de CO2 producto de la aviación civil internacional que se dé por encima de los niveles que se registren en el año 2020.  El mismo cuenta con varias etapas para su implementación, a partir de 2021.

En hora buena por el sector aéreo internacional por marcar un precedente que seguramente abre una nueva etapa en el contexto del cambio climático y sus diferentes dinámicas de aplicación.

upload.jpg
Ignacio EspañaComentario