Con alma de educador, Ricardo Arjona, demuestra como propiciar la infraestructura escolar de calidad - César Sagastume

La infraestructura escolar revolucionaria de la educación en Guatemala, que nos legó el Dr. Arévalo  de las Escuelas Tipo federación se encarnan en el pensamiento de Ricardo Arjona

Cuando estamos siguiendo lineamientos de tendencias y corrientes pedagógicas que señala la Reforma Educativa, se pretende que los modelos pedagógicos conciban una educación holística que logre la dinámica que imprime los avances tecnológicos y los constantes cambios de la vida social, política, ambiental y cultural; es una exigencia insoslayable pensar en una arquitectura pedagógica, que exija la combinación de los principios pedagógicos y la arquitectura contemporánea, dejando las construcciones  escolástica de la relación religión-política autoritaria de la pedagogía de la edad media.

El financiamiento de la construcción de edificios escolares ha sido y sigue siendo muy limitada,  a pesar que en 1945 el presupuesto general de la nación era de 30 millones de quetzales, en donde aconsejaban construir escuelas baratas, incluyendo escuelas de adobe y bajareque, como las escuelas prácticas de Estrada Cabrera, a pesar de la humildad dialéctica del gobernante maestro de 1946 logró convencer la construcción de las Escuelas Tipo Federación que afrontó serios desafíos entre  los arquitectos de entidades oficiales y el fisco y que en la actualidad cambió por cuartos de block y techo de lámina sobrevalorados dejandobuelno dividendos a los funcionarios de turno.

Se empezó las construcción de las Escuelas Tipo federación eligiendo al Municipio de PALENCIA para la primera muestra, entonces pusieron talento y corazón y lograron hacer infraestructura perfectible, en donde la inspiración de los arquitectos de la época se hacía sentir en beneficio de la Educación integradora y libre.

El principio pedagógico y filosófico de una nueva tendencia educativa consideró el principio de hacerlos con aulas autónomas para maestros autónomos, las cuales necesitan mucho espacio. Espacios para educación para el trabajo con talleres para obreros, espacios para las prácticas agrícolas de hortalizas y producción avícola y fortalecimiento del cooperativismo que inocentemente combinada con la política  de la época de la liberación las señaló de tendencia comunista, evitando que estas funcionaran con una visión diferente de educación revolucionaria para hacer hombres libres; con una infraestructura con aulas construidas en forma de hemiciclo, escuelas circulares y las escuelas rectangulares como la Escuela de Agricultura de Bárcenas, inspiradas en el principio de las escuelas tipo federación.

Después de más de medio siglo aparece con el mismo reto, el hijo de dos maestros de aquella época, se reencarna la visión de aquel pedagogo, en el alma del artista, Ricardo Arjona, cuando afirma que “Guatemala se ve gris en el extranjero, casi tan gris como se ve para los que viven en esta tierra, con la triste realidad que los que viven en esta tierra también ven los colores y las sonrisas de la mucha gente buena que la habita.”

El Dr. Juan José Arévalo en su libro “La personalidad, la Adolescencia y los valores” hace la apología de la infraestructura en el marco  de la relación que debe tener la pedagogía y la arquitectura para tener un ambiente en donde se adapte a las necesidades de formar hombres libres e intelectuales y probos para servir y trascender.

Aparece la inquietud de aquel insigne pedagogo, en la inspiración de Arjona apoyando la educación inspirado en el lugar en la que señora madre compartió aprendizajes en su calidad de educadora, que en reciente entrevista publicada en Prensa Libre, acota lo siguiente: “El arraigo del “te doy y me das” hace de los individuos de buena voluntad animales raros. Lo nuestro, hoy, es el Ixcanal. Ya es otro lugar después de un par de años, y será mucho mejor y no queremos otra cosa que no sea contagiar a más entidades para que se hagan dueños de zonas del país para generar una epidemia de escuelas como esta, para aportar con paso firme algo que genere un cambio sustancial”

Ojala que los tomadores de decisiones en este tema logren interpretar este mensaje que invita a los que tienen los recursos y los que administran los recursos del pueblo que deben invertirse en la infraestructura física escolar, llámese MINEDUC, Municipalidades y/consejos de desarrollos maximicen el financiamiento para que se contagien con esta propuesta digna de multiplicarse ene veces. 

El contagio de la inspiración pedagogo Arévalo no fue viral y se queda en un número reducido. Desafiando a esa visión de educación, ahora afirma Arjona de la misma manera que “El contagio ha sido lento, hoy deberíamos de tener por lo menos 20 escuelas como esta, y solo existen dos. Debo mencionar que produce en mí una incomodidad enorme cuando se intenta verme como una buena persona por estas instancias.”  Y termina haciendo el reto a las entidades que hablan de educación y al mismo MINEDUC, no se hagan los locos, que el reto: “Es convertir la zona en un oasis que se traduzca en un monitor que imiten otras entidades para invadir el país de lo mismo. No veo otra forma”. “No puedo cambiarlo de manera personal pero sí puedo encargarme de este lugar de la misma manera que docenas de entidades y familias están en la posibilidad de hacer lo mismo, insisto, no como un favor: como una obligación.” Termina diciendo que: “Hicimos todo de manera personal, hasta que nos dimos cuenta que el monitor no funcionaba hasta hoy. Esta es una manera de acercarlos y hablarles al oído y al mismo tiempo hacerlos participes en esta zona que trascenderá en la escuela” enfatizó Arjona.

upload.jpg
Ignacio EspañaComentario